Durante un embarazo las preocupaciones aumentan y las mamás tienden a hacer de cada dolor un problema. Conocer las señales que indican que algo va mal te permite no preocuparte por cualquier pequeña cosa y estar preparada en caso de alguna situación alarmante.

Existen signos de que algo no va bien con tu embarazo y de que debes consultar inmediatamente a tu médico. El más conocido es la pérdida de sangre que, aunque no siempre es señal de algo malo, sí debe ser analizado por un especialista.

 

Señales a tener en cuenta durante el embarazo

La fiebre, cuando es prolongada y sobrepasa los 38 grados, debe tratarse adecuadamente por un médico que recomendará los análisis necesarios para descubrir su causa.

El dolor abdominal intenso y persistente y una repentina hinchazón de las manos y los pies, que indica una retención de líquidos que puede elevar tu presión arterial, también deben ser consultadas con los especialistas. Los dolores de cabeza y los mareos asociados a trastornos de tu visión son otras señales que levantan esa bandera roja de alerta y que no debes pasar por alto.

Es muy importante que compruebes durante los últimos cuatro meses de tu embarazo que tu bebé responde a los estímulos que haces. Háblale diariamente y siente cómo se mueve cuando escucha tu vos. Si dejas de sentir este movimiento consulta de inmediato a tu médico pues es señal de que algo va mal con el bebé.

Estas señales no deben alarmarte pues son solo casos extremos. Un embarazo bien cuidado tiene, en la mayoría de los casos, un término feliz. Simplemente no dudes en consultar a tu médico cuando tengas alguno de estos síntomas o sientas alguna anomalía en el desarrollo de tu embarazo, no hay nadie mejor que tú para reconocer si algo va mal y mantener a raya trastornos comunes del embarazo, como la anemia, la preclampsia y la diabetes gestacional.